MI MÉTODO PARA SUPERAR UNA SEPARACIÓN CON HIJOS

No se me ocurre mejor forma de comenzar 2021 que dedicando este primer artículo del año presentándote mi método para superar una separación con hijos.

He explicado en diversas ocasiones que, desde unos meses después separarme, cuando ya estaba harta de sufrir, cuando ya no sabia como ayudar a mis hijos y mucho menos cómo ayudarme a mí misma, mi principal fijación fue encontrar la forma de superar esa situación.

Fui a terapia durante varios meses y, aunque me ayudó, sentía que necesitaba algo más, pero por aquel entonces todavía no sabia qué era.

Así que, comencé a investigar y a estudiar muchísimo.

Leía todo lo que caía en mis manos relacionado con la separación con hijos. Investigué e indagué por las áreas de mi campo: la psicología y la pedagogía.

Aprendí mucho y aunque me costó tiempo, esfuerzo y disciplina,  todo aquel estudio e investigación me llevo a sacar diferentes conclusiones:

La primera y la más importante era que:

Todavía no existía lo que para mí debía ser la AYUDA “IDEAL” para una madre que se acaba de separar, o al menos, yo no fui capaz de encontrarla.

La principal razón que me llevó a esta primera conclusión, era la necesidad de que la madre, como eje vertebrador de su nueva vida, no solo debía sentirse ayudada, sino que debía sentirse “ACOMPAÑADA” durante el proceso de separación.

La segunda conclusión que saqué era que el mejor “Acompañamiento a la Separación para una Madre” debía ir dirigido en primer lugar a:

Atención psicoemocional, autocuidado y autorrealización.

  • A aprender a gestionar nuestras emociones.
  • Reconstruir la autoestima.
  • Implementar hábitos y rutinas para el autocuidado.
  • A conciliar trabajo y maternidad.
  • Y de paso, aprovechar la separación como un catalizador para nuestro desarrollo personal, gracias a los aprendizajes que podemos extraer de este proceso.

Pero también me di cuenta y estarás de acuerdo conmigo, que la separación cuando tienes hijos no se supera únicamente poniendo el foco en ti misma.

Hay dos áreas que requieren la misma atención, nos guste más o menos y que, por lo tanto, también hay que considerarlos pilares fundamentales de todo este proceso:

El Acompañamiento psicoemocional a nuestros hijos, teniendo en cuenta su momento evolutivo.

 La relación y comunicación con nuestra expareja.

Comprobé a través de mi propia experiencia que, si quería que mis hijos estuvieran bien, debía antes trabajar en mí misma y que, al mismo tiempo, ese trabajo interior me permitió poder acompañar a mis hijos desde un lugar completamente diferente:

Ofreciéndoles lo mejor de mí, siendo paciente, adecuando mi acompañamiento a sus características según el momento evolutivo que se encontraban cada uno de mis tres hijos. Validando y dando más presencia.

Y, por último, el tercer pilar fundamental donde debemos enfocarnos para superar la separación es la relación y comunicación con nuestra expareja.

Por mucho que yo trabaje en mi misma y en acompañar a mis hijos, una relación con mi expareja conflictiva, donde cualquier interacción acaba en conflicto, donde llegar al consenso sobre algo es siempre muy difícil, donde interfieren sentimientos como la rabia, el rencor o incluso el odio, va impedir que pueda vivir en paz y comenzar de nuevo.

Nos guste o no, nuestra expareja es alguien con quien vamos a tener que relacionarnos durante mucho tiempo. Por ello se hace necesario cultivar esa relación, aunque sea de forma unilateral porque, la verdad, es que tenemos mucho más poder del que imaginamos para influir positivamente en que esa relación sea diferente y más llevadera.

Y es necesario por nuestra propia salud mental pero, sobre todo, porque a lo que nunca podrá adaptarse y aceptar cualquier niño, no es a que sus padres se separen. A lo que nunca podrá adaptarse ni aceptar cualquier niño, es que sus padres vivan en conflicto para el resto de sus vidas.

De todo este trabajo, fruto de mi propia experiencia personal y de mi desarrollo profesional, nació este método para superar primero mi propia separación y ahora para acompañar a otras madres como tu a superar la tuya. 

Porque cual sea tu situación, aunque te parezca que no tiene solución, la tiene.

Y tampoco importa la edad que tengan los niños pues, como has visto, el acompañamiento tiene en cuenta la etapa evolutiva en la que se encuentra el niñ@. Tanto en el momento de la separación, como posteriormente.

Por lo tanto, si te encuentras en esta situación, tanto si te acabas de separar, si hace tiempo que lo has hecho, o tienes pensado separarte, te invito a probar mi método.

Sólo trabajando y mejorando cada una de estas tres áreas podrás realmente superar este proceso y comenzar de nuevo.

Por el contrario, si alguna de estas áreas falla, tu vida estará coja como un taburete y nunca podrás alcanzar la estabilidad emocional y avanzar en tu vida.

El próximo mes de febrero, volvemos a abrir inscripciones para la quinta promoción que comenzará el mes de marzo de 2021.

Te espero.