¿CÓMO PUEDO MEJORAR LA INTERACCIÓN Y COMUNICACIÓN CON MI EX PAREJA?

“Cada vez que intentamos hablar de algo, sea relacionado con nuestr@s hij@os  o de cualquier otro tema acabamos discutiendo, es imposible tratar con él”.

“Nunca somos capaces de llegar a acuerdos o, si parece que llegamos, luego ella hace lo que le da la gana”.

“Tenemos una forma muy diferente de ver la crianza y la educación de nuestros hijos, y cuando le digo algo que no me gusta, se acaba generando un conflicto”

 La comunicación y relación con nuestra expareja para que esta sea posible y funcional, debería ser una de las 3 prioridades a trabajar en la separación, junto con nuestra propia gestión emocional y el acompañamiento emocional a nuestr@s hij@s. Trabajar en estos tres pilares nos va a llevar a poder comenzar de nuevo y a poder recomponer nuestra vida desde la integridad y la consciencia y hacia la plenitud vital.

Mientras lees estas líneas, casi puedo leerte la mente: “Si ya, yo pongo todo de mi parte para que sea así, pero tratar con mi ex es imposible”.

Estoy segura que haces todo lo posible porque nadie quiere estar discutiendo constantemente, ni tener conflictos.  Como seres humanos lo que solemos querer es que nos den la razón y hacer ver al otro lo equivocado que está, queremos que se nos respeten nuestras necesidades y queremos que las cosas funcionen como a nosotras nos parece que deberían funcionar.

Además, no pongo en duda que tu forma de ver las cosas esté enfocada hacia conseguir lo mejor para vuestr@s hij@s y que no sufran.

Pero verás, si nos hemos separado es porque con nuestro ex divergíamos en un punto o en muchos y que, por tanto, no nos poníamos de acuerdo en casi nada.

Si no lo hacíamos entonces ¿es posible conseguirlo ahora una vez separados o apunto de hacerlo?

Rotundamente sí, es posible. Lo he visto cantidad de veces y, yo misma, lo he vivido en mi propia piel con mi ex.

Debemos tener en cuenta que no se trata de hacer todo lo posible para conseguir una relación y comunicación cordial. Sino que todo, gira alrededor de la siguiente pregunta:

¿Qué puedo hacer yo diferente a partir de este momento? ¿Cómo voy a obtener resultados diferentes de mi interacción y comunicación con mi expareja si sigo relacionándome y comunicándome de la misma forma?

 

  • Revisar vuestro patrón de conducta relacional. ¿Cómo es vuestra relación en estos momentos? ¿Qué rol ejercéis cada uno dentro de esta relación? Un patrón muy común es el de victima y verdugo. O tal vez os identificas en el patrón de relación que se crea entre dos personalidades muy fuertes. O tenéis quizá un patrón de conducta dependiente.

Una vez identificado este patrón, es necesario comprender cuál disfuncional resulta para después poder buscar y aprender una estrategia que nos permita cambiarlo.

Por ejemplo, si me identifico como victima porque él siempre ejerce el control de la relación, deberé trabajar en cambiar mi patrón de conducta de victima a responsable.

Deberemos identificar pues, las interferencias emocionales que hay en esta interacción. ¿Tu ex te genera rabia o sientes rencor cuando piensas en él? ¿O al contrario sientes una profunda tristeza de no poder estar juntos?

Esas emociones son una de las causas que impide tener una relación cordial y funcional. Será necesario que trabajes en la neutralización de estas emociones si quieres cambiar este patrón de conducta.

  • Revisar vuestro patrón de conducta comunicativo. ¿Siempre acabáis discutiendo? ¿La más mínima conversación termina en conflicto y no conseguís llegar a ningún acuerdo?

En este caso necesitamos aprender a comunicarnos de forma asertiva. ¿Estas poniendo limites? ¿Desde dónde los pones? ¿Estas respetando las necesidades de todos los implicados? ¿Sabes cómo reconducir una conversación tensa para que no termine en discusión? ¿Crees que posees habilidades comunicativas? Controlas tu tono de voz y tus emociones al comunicarte, tu comunicación no verbal… ¿Sabes como entrenar tu habilidad de persuasión?

Comunicarse no es solamente saber hablar, sino sobretodo es saber escuchar para comprender. Poner en practica nuestra capacidad de escucha activa.

  • Sé tú el cambio que quieres tener en vuestra relación. Ten en cuenta que nunca vas a poder hacer nada para cambiar al otro. Al contrario, intentar cambiarle te va a generar mucho estrés y frustración (dosis ingentes de cortisol para tu cuerpo que perjudican tu salud física y mental).

  • Tu objetivo tiene que ser siempre evitar la discusión. Cuando discutimos perdemos, sin excepciones. Discutir no sirve para nada más que para causarte más malestar y más estrés, es decir, más cortisol.

Por lo tanto, si no consigues comunicarte de forma asertiva con tu ex para conseguir poner limites y respetar tus necesidades aprende cómo hacerlo. Hay libros, cursos y cantidad de información y formación al respecto.

O directamente acude a sesiones de terapia para trabajar en tu situación de forma individual. La terapia también te ayudará a cambiar ese patrón de conducta relacional disfuncional y convertirlo en algo diferente que de resultados.

Recuerda: tu ex es una persona con quien deberás interaccionar. comunicarte y ser capaz de llegar a acuerdos durante mucho tiempo.

¿No crees que merece la pena trabajar en conseguir este tipo de relación desde ya,  por vuestro bien y sobretodo por el bien de vuestr@s hij@s?

Contacta conmigo y te cuento cómo puedo ayudarte a cambiar esta relación con tu ex.

 


¿TE AYUDO?